RESEÑA: Fahrenheit 451.

¡Hola a todas y todos! 😊

Como segunda reseña hoy les traigo, como ya pudieron ver, Fahrenheit 451 (una palabra que cada que la escribía tenía miedo de no hacerlo bien 😂). Pero en fin... ¡LO TERMINÉ! 

Pensé que me iba a costar demasiado leer, pero fue una lectura bastante sencilla y en donde el tiempo se me pasó volando y cuando menos me di cuenta en tres días ya lo había acabado (pude terminarlo en dos, pero me mantuve ocupada con otras cosillas).

Antes de entrar de lleno al estudio del tema solo quiero comentarles algo muy gracioso que me pasó (y que inclusó tuiteé) y es que al empezar el último capítulo se fue la luz en mi casa por muuuucho tiempo; pero en lugar de dejar el libro e irme a dormir decidí tomar una vela, ponerla frente al libro y ¡A LEER! Me pareció de lo más cómico tener que leer A LA LUZ DEL FUEGO y más con la temática del libro. 

En fin, sin más palabrería vamos directo a la reseña. 😉


DATOS GENERALES.

  • Título: Fahrenheit 451.
  • Autor: Ray Bradbury.
  • Género: Ciencia ficción.
  • Editorial: Minotauro Esenciales (Grupo Planeta).
  • Total de Páginas: 272.
  • Fecha de publicación: 1953 (primera edición) y 2020 (por la editorial). 


SOBRE EL AUTOR.

(Waukegan, Illinois, EE.UU., 22 de agosto de 1920 - Los Ángeles, California, EE.UU., 05 de junio de 2012) Fue un ávido lector en su juventud además de un escritor aficionado. Sus primeros trabajos los vendió a revistas a comienzos de los años cuarenta. Entre novelas, colecciones de cuentos, poemas y obras de teatro, publicó más de treinta títulos. También desarrolló una amplia actividad en el mundo del cine y de la televisión, y en la que destaca su labor como guionista de la película de John Huston Moby Dick (1956). Algunas de sus obras han sido adaptadas en los programas de televisión The Twilight Zone y el Ray Bradbury Theater. En 1989 fue nombrado Gran Maestro de la SFWA (Asociación de Autores de Ciencia Ficción Norteamericanos) y en 1999 fue incluido en el SF Hall of Fame por toda su carrera.


SINOPSIS.

Fahrenheit 451: la temperatura a la que el papel se enciende y arde.

Guy Montag es un bombero y el trabajo de un bombero es quemar libros, que están prohibidos porque son causa de discordia y sufrimiento.

El Sabueso Mecánico del Departamento de Incendios, armado con una letal inyección hipodérmica, escoltado por helicópteros, está preparado para rastrear a los disidentes que aún conservan y leen libros. 

Como 1984, de George Orwell, como Un mundo feliz, de Aldous Huxley, Fahrenheit 451 describe una civilización occidental esclavizada por los medios, los tranquilizantes y el conformismo.

La visión de Bradbury es asombrosamente profética: pantallas de televisión que ocupan paredes y exhiben folletines interactivos; avenidas donde los coches corren a 150 kilómetros por hora persiguiendo a peatones; una población que no escucha otra cosa que una insípida corriente de música y noticias transmitidas por unos diminutos auriculares insertados en las orejas.

«Fahrenheit 451 es el más convincente de todos los infiernos conformistas.» Kingsley Amis.


OPINIÓN GENERAL.

Es un libro que no creí que fuera a disfrutar tanto para ser honesta. Anteriormente había tenido la oportunidad de leer 1984 de George Orwell y no había sido una lectura tan placentera. Me había costado demasiado leerlo e incluso se me había hecho tedioso. Es bajo esa experiencia que en un inicio estaba un poco reticente a leerlo y sentía que lo iba a terminar botando por ahí. ¡PERO FUE TODO LO CONTRARIO! El libro me enganchó desde las primeras páginas hasta el punto en el que no soltaba el libro y me obligué a leer el capítulo completo sin pausa más que las necesarias para tomar agua/café e ir al baño. Me cautivó bastante.

La premisa era obvia para mí, muchos de mis conocidos me habían dicho que lo leyera porque era sobre quemar libros y demás, pero ni aún así me sentía atraída a leerlo... se me hacía un tanto aburrido.

Y dirán... "si tanto te negaste a leer, ¿por qué lo compraste?". Su pregunta es totalmente válida, porque incluso yo me lo pregunté. La respuesta es simple: quería leer clásicos contemporáneos y era evidente que Fahrenheit 451 es uno que no puede olvidarse a la hora de querer leer. 

Fue una lectura que de verdad me encantó, no me dejó soltar el libro y que aunque fueran muchísimas páginas en cada capítulo se me hacían súper fáciles de leer y que, si disfrutas el libro, uno ni se da cuenta.


La pregunta obligada es: 

¿Recomiendo el libro? 

¡POR SUPUESTO QUE SÍ! 

Leí unas cuantas reseñas a medida que iba leyendo el libro y muchas la tenían en alto, y me parecían un tanto irreales porque no le veían ningún defecto al libro (cosa que es discutible) y por otro lado vi unas reseñas en donde decían que era un libro plano y sin sentido. En base a esas reseñas y bajo lo poco que había leído del libro concluí (bajo mi instinto y de forma empírica) que ni una ni otra era algo que yo quería poner en mi reseña. Es un buen libro, obvio no lo voy a negar, pero tiene partes que a mí no me gustaron o que sentía que no tenían mucho sentido para mí.

Pero para saber los pros y contras hay que pasar a las siguientes secciones...


LO BUENO.

A lo largo de la lectura hice algunas anotaciones, no tanto para verlo desde un lado académico, sino que hubo bastantes cosas que me llamaron la atención y que debía anotarlas sí o sí. Tanto en los márgenes del libro como en mi libretita de apuntes.

Empezando la sección quiero decir, y que ya repetí, que tiene una pluma muy ligera y que es fácil de leer, no es cansado y creo que tampoco hay momentos "tediosos" o "flojos" que pudieran distraer al lector y a la lectora. Además, es un libro pequeño que resume de buena forma nuestra realidad actual en donde muchas veces vale más lo superficial que adentrarnos en nuestros pensamientos y ahondar en lo que sentimos. 

Hubo dos personajes que, creo que para la mayoría de los que ya leyeron Fahrenheit 451, son los más destacados. Está Clarisse, una chica de 16 años, que prende esa llama que tenía Montag (nuestro protagonista) y que desde sus primeras palabras pone a cuestionar a Montag hasta el punto en donde piensa todo el tiempo en las palabras que la chica le dijo; pero en lo personal creo que es el personaje más destacable (incluso más que el protagonista). El segundo personaje es el anciano Faber, que le muestra a Montag la magia de los libros y como es que ellos son un mero apoyo para algunas cuestiones. Me gustó el personaje porque antes de actuar piensa, no como Montag que actúa y luego piensa.

 Algo que quiero destacar es el hecho de que no es una historia en donde hay una mega revolución y en donde Montag se convierte en una especie de mesías que busca salvar a todas aquellas personas que siguen leyendo. Para nada. Eso lo entendí en las primeras páginas, y creo que le dio un punto extra para seguir leyendo. Fahrenheit 451 es la historia de un hombre que en medio de una sociedad superficial (y estúpida) abre los ojos y decide comenzar a cambiar primero él y así poder dar pequeños pasos para cambiar el mundo. Se me hace una historia más apegada a la realidad que muchas otras, porque no siempre las revoluciones nacen de la nada y puff ¡ya tienen miles de seguidores! Las revoluciones y las luchas sociales toman bastante tiempo y empiezan por un hombre, o grupo de hombres, que paso a paso van formando esta iniciativa.

Por último, y para concluir esta sección, solo quiero decir que no hay "malos" o "buenos". ¡Para nada! O al menos eso fue lo que yo rescato. Nos muestran simples personas que pueden llegar a hacer acciones amorales, cobardes, valientes, estúpidas o audaces. ¡SIMPLES SERES HUMANOS COMO TODOS!


LO MALO.

Evidentemente no todo es color rosa, y como este año vengo demasiado crítica con mis lecturas, hubo cosas que no pude pasar por alto al leer Fahrenheit 451 y que sí, las anoté en mi libretita como buena ñoña que soy. 😂

Una de las cosas que me molestaron un poco, o incluso un poco menos que molestia, fue que el protagonista tuviera una personalidad tan plana y que en ciertos momentos su mente y sus pensamientos fueran bastantes maleables. Se me hizo un personaje que con unas buenas palabras podías convencerlo de que hiciera lo que fuera. Además de que se me hizo un personaje muuuuy plano. No tenía un background que apoyara sus pensamientos y ese giro en la historia (que no voy a spoilear) en donde ya uno dice "ahora las cosas tienen un poco de sentido". Pero ni aún así. Bradbury, a mi consideración, se centró más en desarrollar personajes secundarios como Clarisse, Faber o Beatty. Son personas que tienen mucha relevancia en la trama, pero aun así se debió de haber enfocado más en Montag. 

Otro punto que me estresaba demasiado era que a veces los personajes repetían todo DOS VECES. DOS. VECES. Perdón, pero es algo que de plano no puedo pasar por alto. Me molestaba que dijeran algo como "vienen y van, vienen y van". POR DIOS ME DESESPERABA DEMASIADO. Fin, ese es todo mi comunicado en ese tema. 

Algo que sí, tampoco pude pasar por alto de ninguna manera y que era bastante evidente, es que de un momento a otro cambiaba la escena. De repente está en su cuarto quitado de la pena y dos párrafos después (de la nada) ya hay dos personas ahí para hacer un trabajo. ¿Cómo llegaron? No fueron tantas veces las que lo hizo, es verdad, pero cuando pasaba me destanteaba un poco porque yo estoy acostumbrada a que se narre todo: quien entra, quien sale, como está vestida, que tiene en la mano... todo eso. 

Por último, y que la verdad no le tomé mucha importancia pero hay que mencionarlo, es la cuestión de los capítulos. Son tres capítulos solamente y que para algunos pueden parecer eternos. A mí me hubiera gustado que si bien no fueran extremadamente cortos, si tuvieran una proporción media que hiciera que el lector pudiera parar en un capítulo para tomar un respiro. 

Oh, claro... también está otro punto que sí de plano me dejó como "wft, dude?" y fue EL FINAL. Ese final que mi hermano calificaría de "chafa y estúpido". Y cito a mi hermano porque fue lo primero que pensé cuando terminé de leer el capítulo. Es el punto negativo más grande que veo y es que ¡PÉSIMO FINAL, DE VERDAD! Esperaba muchísimo de su final y las últimas frases parece como si las hubiera escrito de rápido y sin prestar atención a lo demás.

That's it.
DATO EXTRA:
En la edición que yo tengo venía, al terminar la novela, una nota del autor escrita 40 años después de la primera publicación de Fahrenheit 451 y en donde relata el proceso de creación de la novela y cómo es que tras varios cuentos (ligados por la misma premisa) terminó inspirándose para escribir Fahrenheit 451 y que en un inicio que llamaba Fireman.

Después de la nota que comenté vienen dos historias cortas, que son totalmente independientes de la novela principal, y en donde se detona la ciencia ficción y el estilo un tanto deprimente del autor pero que cautivan. El primer relato se titula El parque de juegos, que fue el que más me gustó, y el segundo Y la roca gritó, que me dejó más preguntas que respuestas. 

Y ya por último les dejo la playlist que me acompañó en esta lectura:
















You May Also Like

6 comentarios

  1. Interesting post. Your blog is very cool :)
    I am following you and invite you to me
    https://milentry-blog.blogspot.com

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hi! Thanks, I'm working on my blog to make it better. :) I saw your blog, it's nice and I'm already following you. :)

      Have a nice day. ;)

      Borrar
  2. Todavía no he leído nada del autor ❤

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Es el primer libro que leo de él y la verdad que no decepciona, claro que lo digo bajo un solo libro leído. Es súper fácil de leer. ;) Espero te animes a leerlo y ya me cuentas que tal.

      ¡Un saludo!

      Borrar
  3. ¡Hola!
    Pues no me suena este libro, pero lo que has comentado en la reseña me ha llamado la atención. Lo tendré en cuenta para futuras lecturas.
    Gracias por visitar mi blog y seguirme, ya tienes una nueva seguidora.
    Besitos :)

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. ¡Hola, hola! Muchas gracias por seguirme, espero te guste lo que vaya publicando. ;) Sí, espero lo puedas poner en tu tbr, vale mucho la pena y es muy fácil de leer.

      Un beso, ¡nos leemos!

      Borrar